Pasos en tiempos difíciles

Alexis Berny

Sin duda alguna vivimos tiempos difíciles y, al parecer, lo peor está por venir. Es entonces, cuando la realidad nos abruma, nos sobrepasa, nos sentimos pequeños, paralizados de miedo y nos preguntamos: ¿qué puedo yo hacer?  La respuesta suele llegarnos en múltiples direcciones; desde la depresión del sin quehacer (pues de que sirve), pasando por el egoísmo triunfalista de hacer sólo aquello que nos incumbe, el amargo camino del rebelde solitario e incomprendido con sus teorías conspiratorias  y esquizofrénicas, hasta la filosófica postura zen cuyo centro invariable no se inmuta ni con un terremoto trepitatorio mayor a 6.9 en la escala de Richter. Sin embargo, difícilmente, encontramos respuestas concretas al paradigma existencial. Por ello, y sin el afán predicatorio del gurú, ofrecemos a tu consideración las siguientes recomendaciones:

1.    Se FELIZ, AMA y se EXITOSO

“La felicidad es el mayor acto de rebeldía”.

Aunque puede sonar a rollito “buena onda”,  cursi y barato de automotivación optimista; en realidad, es un asunto más complejo de lo que parece, pues está comprobado que la gente feliz consume menos y es más difícil de manipular que las personas desdichadas. Así que: sonríe, goza, disfruta, se positivo, comparte, diviértete. Pero más allá de eso, ama intensamente, amate a ti mismo y ama a los demás. Ten, si así lo deseas, una pareja con la que hagas el amor a diario, rodéate de gente querida y agradable, así como de espacios dignos.  El amor une, vincula, crea. Donde hay amor no hay lugar para el odio, el miedo, ni la violencia.

Se exitoso. Haz lo que quieras. Se tu mismo. Trabaja en aquello que te apasiona. No persigas la idea (impuesta) de éxito, no actúes por miedo; sigue tus instintos. Aléjate de las hordas de zombies mal paridos y mal cogidos que sobrepueblan el transporte público por  las tardes, después de cumplir su jornada esclavizante, hambrientos de T.V.

2.    CULTÍVATE

Lee, viaja, conoce, asiste a: museos, conciertos, exposiciones, etc. ¡consume arte! Si a algo han temido históricamente los grupos de poder es a la clase artística e intelectual y a un pueblo culto. Por eso, su afán de cooptar y dirigir este antiguo quehacer humano. Recuerda que  “El conocimiento os hará libres” dijera el antiguo sabio griego.

3.    DESENCHÚFATE y RECONÉCTATE

La manipulación, la institución del miedo y la doctrina del shock son los elementos que utiliza el estado en el poder para la dominación de las masas y sus instrumentos son los medios masivos de comunicación. Para evitarlos debes de alejarte de ellos; desconéctate de la TV, el radio, periódicos, revistas y todos los medios comerciales de comunicación posibles (incluyendo internet) y conéctate a la vida; visita a tus parientes y amigos, toma café o cerveza con ellos, ten largas y profundas charlas, abrázalos, bésalos y diles  lo mucho que los quieres y lo importantes y significativos que son para ti. Deja a un lado el celular y convive con el mundo y la gente que te rodea.

4.    CONSUME CON INTELIGENCIA, AHORRA E INVIERTE

Debes de entender que la guerra de nuestros tiempos no es un conflicto religioso, ideológico o de etnias y razas nacionalistas (como nos quieren hacer creer); vivimos, desafortunadamente, en un mundo materialista y consumista y esa es la batalla real, la lucha por el poder económico; unos cuantos por la riqueza del mundo. El 1% de la población mundial tiene tanta riqueza como el resto del mundo. Tú, ¿a qué porcentaje perteneces?  Si entiendes esto, sabrás también que el mayor de tus poderes radica en tu facultad adquisitiva; por lo que el mayor premio o castigo que puedes dar es tu elección a comprar o no, en tal o cual lugar. Apoyemos entonces, nuestra economía y la de nuestros allegados, consumiendo local; la tiendita de la esquina, el negocio familiar, la empresa del amigo, el cafecito de la vuelta, la vecina costurera, etc. Abandona las poses y las marcas, busca calidad y calidez por encima de los nombres y las firmas. Prefiere a las PYMES y evita lo más posible las grandes corporaciones: supermercados, tiendas de autoservicio, bancos, etc.

Compra en mercados, tianguis, bazares y locales el trabajo de productores, creadores, artesanos, diseñadores y artistas emergentes.

Por otra parte, para los tiempos difíciles, siempre será bueno tener un guardadito; esto lo sabían muy bien las abuelas. Pero es igualmente importante poseerlo como el saber en donde guardarlo; por eso es bueno que tengas un capital útil y a la mano; más allá de lo que tengas en el banco, procura tener algo en el colchón y si puedes invertir hazlo no en papel moneda, ni en valores financieros (pues estos son muy volátiles e inestables); piensa en términos de lo que común e históricamente ha sido la riqueza como: el oro, la plata, la tierra, el trabajo y la producción.

5.    NO CONTAMINES, RECICLA, REUTILIZA y APRENDE UN OFICIO

Más allá de la moda Ecofriendly, podrás encontrar mucho ahorro de dinero, tiempo y energía; para ti, tu comunidad y el planeta, si aprendes a reciclar y a reutilizar todo aquello que simplemente desperdiciar,   tiras a la basura.  Guarda tu auto o utilízalo lo menos posible; viaja en transporte público, bicicleta, organiza viajes colectivos o cooperativos y/o haz largas caminatas.

Aprende a trabajar con tus manos; esto, además de servirte como terapia ocupacional, te puede ser de mucha utilidad, ahorro e incluso hasta para tener un ingreso extra.

6.    AYUDA. ABANDONA EL JUICIO Y LA CRÍTICA

El juicio y la crítica son el lenguaje de la envidia y esta, a su vez, es la miseria y la falta de poder. No existe la crítica constructiva, quien juzga  busca destruir lo que es incapaz de crear. Si quieres construir, ayuda. Si algo falla, arréglalo. Si se puede mejorar, hazlo. Recuerda que el mundo cambia con tus actos y no con tus palabras.

7.    INVOLUCTRATE y CREA COMUNIDAD

El egoísmo y el narcisismo son la fuente individual donde se alimentan el consumismo y el materialismo. Sal un poco de tu EGO y ve las carencias y necesidades reales que hay en todas partes. Nuestro mundo está lleno de dolor y todos podemos hacer un poco por aliviarlo.Además de tu trabajo y actividades diarias encuentra una causa, la que más te guste, con la que te identifiques y ayuda como VOLUNTARIO (preferentemente con participación y trabajo, aunque también puede ser a través de donativos en dinero o especie) en alguna institución, organización o gru

po. Tal vez no cambies el mundo pero si lo harás un poco mejor.

Los grandes ideales fracasan ante los pequeños egos. Por eso, ahí donde encuentres la expresión plena de tu ser, crea firmes lazos de unidad y hermandad. No llenes con tu basura, de egoísmo,  el paraíso que has encontrado. Por el contrario; nútrelo, aliméntalo, enriquécelo y hazlo crecer.

8.    COMPROMÉTETE y SE UN EJEMPLO

La mayoría de las personas nos perdemos en el anonimato de la generalidad; ahí donde todo podemos juzgar pero no somos responsables de nada. De eso ya hay suficiente y es el lugar común en donde se resguarda la cobardía. Enfrentemos con valor nuestra vida y salgamos del incomodo confort que nos aprisiona. Seamos congruentes con nosotros mismos, con aquello que pensamos, decimos y hacemos.

Si crees que algo es bueno, justo e importante para ti y para los demás; entonces, Comprométete. Adopta una causa justa (la que quieras) y comprométete con ella. Aplícala a tu vida diaria, difúndela e invita a otros a comprometerse en esa u otra causa. No intentes forzar ni convencer a nadie; pues todo es relativo, todos somos distintos y cada quien tiene su propio proceso, su tiempo, su ritmo, su capacidad y consciencia.

Talvez ya realices varias de estas actividades e incluso algunas más, o tal vez creas que son demasiadas o difíciles de realizar, o incluso creas que  esto no es importante y tengas mejores ideas y planes en mente;  pero lo importante es que, sin importar la cantidad o el tamaño, comiences el cambio que quieres para ti y para el mundo, aquí y ahora. Recuerda que son los pequeños elementos los que forman las grandes cosas.

De cualquier modo, si estás leyendo esto, entonces, eres parte de la resistencia, eres parte de la revolución cultural.