Eso no es amor

 

Débora Hadaza

 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser” 1a. Co 13:7-8a

Uno de los pasajes bíblicos más manoseados, y así lo digo, manoseados, usados tanto y de una forma más que indecente es primera a los Corintios 13, donde San Pablo habla de la excelencia del amor. Y justamente los versículos que usé de epígrafe son, usualmente, sacados de su contexto, malinterpretados, usados como melcocha y/o como látigo, es decir maltratados. Este pasaje es usado para forzar “bíblicamente” a una mujer a quedarse con un marido violento porque el amor todo lo soporta, todo lo sufre, nunca se acaba. Es usado por mujeres que aun no han entendido que lo que viven es una relación de abuso y no una relación de amor porque el amor todo lo espera, todo lo soporta, nunca se acaba. Es usado para denostar el evangelio tachándolo de machista porque el amor todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta y nunca deja de ser.

Uno de los pasajes bíblicos más manoseados, y así lo digo, manoseados, usados tanto y de una forma más que indecente es primera a los Corintios 13, donde San Pablo habla de la excelencia del amor. Y justamente los versículos que usé de epígrafe son, usualmente, sacados de su contexto, malinterpretados, usados como melcocha y/o como látigo, es decir maltratados. Este pasaje es usado para forzar “bíblicamente” a una mujer a quedarse con un marido violento porque el amor todo lo soporta, todo lo sufre, nunca se acaba. Es usado por mujeres que aún no han entendido que lo que viven es una relación de abuso y no una relación de amor porque el amor todo lo espera, todo lo soporta, nunca se acaba. Es usado para denostar el evangelio tachándolo de machista porque el amor todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta y nunca deja de ser.

Diciéndolo en español de hoy, el amor no tiene envidia, no es presumido, no actúa de manera vana -y/o soberbia, y/o superficial, y/o prepotente-. Si queremos “ponernos románticos” y usarlo para hablar de las relaciones de pareja esta parte sí que aplica. De hecho se aplica para todo tipo de relaciones, porque al final de cuentas los creyentes son llamados a que todas sus relaciones, con quién sea, sean relaciones de amor. Dice también “el amor no hace nada indebido”, mi padre que lee griego me dijo en una ocasión que en el original dice realmente el amor no hace nada feo. No hace nada feo, qué bonita y alta expectativa del amor. No, el amor no humilla, no golpea, no ofende, no te dejará moretones, no te gritará, no te robará tu libertad, no te hará que dejes de amarte y respetarte. El amor no hace nada que dañe, lastime, o le quite lo “bonito” al otro. Seguimos, el amor no es egoísta, no está buscando como mostrar su ira, no disfrutará envileciendo o haciendo injusticias, y no, no estará coleccionando los errores del otro para echárselos en la cara.

Yo no creo salir bien librada ante estas exigencias, pero sé que ellas me protegen, y protegen a los demás de mi. De corazón espero que si alguien lee esto pueda verse y ver la forma en que está tratando y siendo tratado. Que no te cuenten que tienes que soportar a alguien “por amor”, que no te mientan “que el amor lo puede todo” mientras recibes injusticias, prepotencias, actitudes y acciones feas. Que no te engañen. Que no te engañes. Que no seas engañad@. Eso no es amor.

Podría también gustarte...