Alquimia FEST

alquimia fest
alquimia fest
alquimia fest
alquimia fest
alquimia fest
alquimia fest
alquimia fest
alquimia fest
alquimia fest
alquimia fest
alquimia fest
alquimia fest
alquimia fest
alquimia fest
alquimia fest
alquimia fest
alquimia fest

Alexis G. Berny

Hace un tiempo escribí sobre mi experiencia en algunos bazares y tianguis culturales. Sin embargo, ahora me gustaría contarles, específicamente, del Alquimia Fest, del cual tengo el honor y placer de ser parte en su estructura y organización, para ahondar en su fundamentos; los cuales, muchas veces quedan de lado, en aras de su practicidad, funcionalidad y logística, pero que forman parte primordial de las actividades derivadas de ellas.

Nuestro festival es el resultado de un grupo profesional de trabajo aunado a años de experiencia en la organización y difusión de diversos eventos artísticos y culturales como: exposiciones de arte, presentaciones de libros, conciertos musicales de toda índole, bazares, cursos,  talleres,  conferencias y un largo etcétera que nos permite sumar talentos y esfuerzos para poder ofrecer, ahora, a nuestros amigos e invitados un abanico de ofertas multidisciplinarias dentro de un  mismo tiempo-espacio que satisfacen las diferentes necesidades del público consumidor para este tipo de mercado.  De tal modo que, durante la celebración de nuestro evento,  que verdaderamente es una fiesta, los asistentes pueden disfrutar, lo mismo, de presentaciones artísticas, como: artes literarias y escénicas, performance, danza y música, que de expositores multiculturales que exhiben y venden su obra: artistas plásticos y visuales, diseñadores,  creadores y artesanos con marcas propias e independientes; mientras degustan de comida tradicional y bebida artesanal, entre otras. Además, paralelamente se llevan a cabo, en la misma sede, clases y talleres relacionados.

Si bien es cierto, nuestra mayor inspiración proviene del amor y pasión que sentimos por el arte y sus múltiples expresiones; también nos mueve el compromiso con nuestros colegas para el desarrollo de una comunidad artístico-cultural alternativa, el surgimiento de un movimiento y de una generación que despierte, junto con otros muchos grupos, un cambio de conciencia que conlleve a una profunda transformación del mundo y la humanidad como la conocemos actualmente.  Estamos completamente convencidos que es necesario e inminente un cambio de mentalidad en la cosmovisión antropocéntrica, que rompa los actuales paradigmas y nos reinserte con el mundo circundante y el universo, llevándonos a la trascendencia de la evolución humana de una manera más integral e incluyente. De tal modo,  la esencia del ALQUIMIA FEST busca difundir, no sólo, el arte y sus diversas manifestaciones, sino el comercio justo y el consumo local como promotor del tejido social, así como el vínculo entre los individuos sin mayor distinción que la del respeto y la sana convivencia.

Finalmente,  y como siempre, el éxito y continuidad de estos eventos queda supeditado a la asistencia y consumo de los visitantes, ya que sin su soporte y apoyo la viabilidad de nuestro festival sería imposible.

No, no voy a hablar de Política.

Seguido digo que “la única razón por la que me interesa la política es porque no le intereso a los políticos” y es que aun coincidiendo con la definición Aristotélica de que el ser humano es un animal político; en un mundo ideal, la política la harían los políticos y el arte los artistas.  Aunque bien,  todos seamos parte de todo y nos entrelacemos en los vaivenes del quehacer cotidiano.

El caso es que, después de meses de, aparentemente, interminable agobio electorero, por fin, han finalizado las campañas electorales, al menos oficialmente, porque aún continúan las desacreditaciones e insultos entre los seguidores y detractores de “ya sabes quien”,  resultado de la mercadotecnia de odio, a la que fuimos arduamente sometidos, de la que es difícil escaparse, y que, afortunadamente, día a día se desvanece en vista de un futuro que lo mismo se vislumbra esperanzador que terrorífico, pero que difícilmente será muy distinto al presente.

La verdad es que, sin importar las preferencias en la accidentada y desorientada ideología de la geografía socio-política nacional e internacional, vivimos aires de cambio y tenemos la extraordinaria oportunidad de aprender que la diferencia no lo hace una sola persona,  sin importar su puesto de mando o jerarquía,  sino que la generamos todos y cada uno de nosotros, en nuestras pequeñas decisiones y acciones diarias.

Dicho lo anterior y con el optimismo, no de un falso positivismo que nos lleva a sólo “Pensar en Cosas Chingonas”, sino, con la terquedad de un viejo idealista trabajando, deseo sinceramente, encontrarte, a ti lector, en esta lucha pacífica de la resistencia en la búsqueda de un mundo mejor.

Agradezco, infinitamente, a todos y cada uno de los colaboradores, participantes y asistentes a cada una de las anteriores ediciones y espero verlos en el próximo Alquimia Fest.

También te podría gustar...