Naturaleza y tiempo

© Elena Makarova-Levina

Centro Escuela Claridad

Naturaleza Humana Divina
Lo que te ha dado la historia es este concepto: la naturaleza humana también es la naturaleza divina. La naturaleza de Dios es pura. Llena cada molécula de la atmósfera de este planeta con amor. Es tan pura como cualquier cosa que puedas imaginar. Está más allá de cualquier cosa que puedas concebir por su benevolencia y su cuidado de ti. El Espíritu te ve como familia, temporariamente en el planeta, y eventualmente regresando. Dios no presenta castigos – ¡nunca! Eso es un concepto humano. Dios no tiene atributos humanos como la ira o la desilusión. Dios no tiene una baja consciencia, ni discute consigo mismo. Dios no es disfuncional ¡Tú lo eres! Eso es la vieja naturaleza humana, y está a punto de cambiar y volverse más Divina.  

El Tiempo del AHORA
¿Alguna vez encontraste a una persona que estaba en paz con cualquier cosa que pudiera suceder? Quiero decir, realmente en paz – no simplemente mera palabrería sobre un concepto de “Dios cuidará de mí”. Si es así, te has encontrado a alguien que comprende la divinidad del tiempo del AHORA. Él/Ella entiende que cualquier cosa que pueda suceder está bien dentro del marco de sus capacidades, ya que de algún modo ha creado esa realidad. ¿Qué te parece eso como concepto interdimensional?

Podría también gustarte...