Cómo hablar con tu perrx

Cecilia Juárez*

Ya sabe
la semiótica del lenguaje 
la semántica que separa:

eres un perro                eres una perra


ya sabe
el licuado amargo del género
que desayunamos por eternidades
Virginia Wolf no podía entrar en 1928 a una biblioteca 
sin la autorización explícita de un hombre

ya sabe
las morras salen a la calle con los ojos al tiro 
con el bóxer listo
con el teléfono en la mano
con el espray pimienta
con la lección de autodefensa 
sus madres siguen buscando

ya sabe
ahí paren las perras
solas en el frío
amamantan a sus cachorros con el hambre
serán de la calle
amenaza para la sanidad pública

ya sabe
esa parte de la biblia donde 
el personaje principal
de nombre Dios 
dice que creó
a los animales del cielo, 
de las aguas                de la tierra 
para que el hombre se sirviera 
en sus platos 
en sus yuntas 
en sus camas y en las partes traseras de sus autos
en sus sesiones de cacería
en sus laboratorios
en sus cuellos con frío
porque a imagen y semejanza significa
que el hombre aspira a la omnipotencia
de ver morir 
todo lo otro
bajo el filo
ante la bala
por la lentitud del hambre
por el estallamiento de la carne 
por las brutales embestidas de una manada entera

contra una sola

allá va la perra meciendo sus mamás en busca de alimento
es la programación evolutiva
la que le ha enseñado 
a esquivar los autos y los golpes
hasta que ya no


hasta que ya no

La Otra

Podría también gustarte...