En la Gran Manzana

Abelardo Hernandez

©

Trabajo aquí en Tiffany’s, la tienda más prestigiosa de Manhattan, es decir, el glamour de Nueva York, lo más elegante y esplendoroso que puede haber en el mundo entero. Selectos neoyorquinos y acaudalados extranjeros llegan para adquirir productos caros y exóticos; sólo por el placer de comprarlos y de poseerlos, o a desayunar en su igualmente famoso restaurante. Todos los días desde temprano los veo entrar esperanzados y salir contentos por la gran puerta giratoria, cargados de paquetes de todos tamaños. De vez en cuando, uno de ellos se acerca a mi puestecito callejero y me compra un hot dog.

También te podría gustar...