EL PAÍS DE LAS ROSAS – BULGARIA HISTORIA

FRANCK FERNÁNDEZ

Dicen que después de que el Señor terminó su ardua tarea de crear al mundo lo repartió entre los diferentes pueblos que vinieron a pedir un lugar donde vivir. El búlgaro, que había estado trabajando, llegó tarde a la cita: – Señor, si no me das un pedazo donde vivir no tendré dónde trabajar ni dónde tener a mi familia. Entonces el Señor, compadecido, le dijo: – Te daré un pedazo de lo que había guardado para mí. Y le dio un pedazo de paraíso. Y es cierto, porque si hay un país hermoso en este planeta es Bulgaria. Tiene de todo: montaña, llanuras, mar, ciudades y hermosos pueblos de campo. Además, tiene una tierra bendecida, donde uno tira una semilla y después pasa a cosechar los frutos. El búlgaro es sincero y hospitalario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *